3 señales de que tienes un problema de cultura en la nube

¿Por qué falla la computación en la nube dentro de las empresas? No es la tecnología, eso funciona bien. La mayoría de los proyectos fallidos se remontan a una cultura tóxica que mató a la computación en la nube antes de que saliera de la plataforma de lanzamiento. 

¿Cómo detecta estos problemas antes de que afecten al éxito de su nube? Aquí hay tres indicadores infalibles de una cultura empresarial que no es propicia para la nube.

El lento caminar. Se trata de un movimiento pasivo-agresivo en el que los equipos prestan atención a la computación en la nube, pero tardan una eternidad en producir la información necesaria, como aplicaciones y descripciones de datos para cargas de trabajo que deben trasladarse a plataformas basadas en la nube. 

El remedio aquí es compartir en exceso y ayudar a aquellos que están a cargo de proporcionar información a tener un sentido de propiedad. Esto significa asegurarse de que se incluyan desde el principio del proyecto y se soliciten comentarios. Esto no siempre puede superar los problemas culturales sistémicos, pero he descubierto que es una forma común de resolver el comportamiento pasivo-agresivo.

La niebla de seguridad . Durante algún tiempo, hemos tenido mejor seguridad en las nubes públicas que en las instalaciones. Dicho esto, a menudo me sorprende la cantidad de objeciones al cambio a la nube que se centran en la seguridad. A esto lo llamo la niebla de la seguridad, ya que las personas están utilizando erróneamente la seguridad como una razón para no trasladarse a la nube, generalmente porque están en una niebla de desinformación y malentendidos.

El remedio aquí es nuevamente compartir en exceso, educar y garantizar que la información correcta esté en manos de aquellos que necesitan comprender tanto sus requisitos de seguridad como los beneficios de seguridad que ofrece la nube.

El enigma de la financiación. Cuando sumamos lo que necesitamos gastar en la migración a la nube durante los próximos años, la cifra suele ser más de lo que esperan la mayoría de las organizaciones. Una vez que el impacto de la etiqueta de la computación en la nube se abre paso en las discusiones presupuestarias, descubrimos que lo que se necesita no será financiado. Lo que no está financiado aumenta el riesgo.

No hay una manera fácil de solucionar esto, aparte de ceñirse a los costos y el ROI. Aunque puede haber algunas formas de economizar, o incluso podría retrasar algunas migraciones para años futuros, esto a menudo reduce los beneficios de ahorro que podría disfrutar.